Área cliente
Español
Envíanos tu currículo Aviso legal
-
-
23/08/2017
¿Cómo lavar la ropa de tu bebé?

Una vez que ya tienes preparada la ropa de tu pequeño, todas las preocupaciones serán pocas para preservar su comodidad y salud. Por ello, en Cocote, como expertos en ropa de bebé, queremos ayudarte, ofreciéndote varios consejos que serán decisivos para lavar la ropa de tu hijo.

El lavado será una herramienta muy importante y debes seguir algunos patrones independientes de los que utilizas en la cotidianeidad con el resto de la ropa. Y es que las prendas de moda infantil son algo más delicadas, con el objetivo de cuidar la suave piel de tu pequeño.

Por este motivo, para conservar sus condiciones naturales durante la mayor parte del tiempo y que el bienestar de tu hijo sea siempre un deseo realizable, debes procurar poner la máxima atención en el lavado de tu ropa.

Para resolver todas tus dudas respecto a esta cuestión, en Cocote, en condición de expertos en la ropa de bebé, vamos a proporcionarte varios patrones imprescindibles para que el lavado no deteriore las prendas de tu pequeño. ¡Presta atención!

1. Lávala aparte

Dada la especial confección de la ropa infantil, durante sus primeros años de vida, especialmente en los seis meses iniciales, es conveniente separar estas prendas del resto del lavado para evitar su deterioro al entrar en contacto con algunos productos de limpieza.

Asimismo, la propia suciedad de otra ropa podría contaminarla de manera determinante, por lo que, siempre que esté en tu mano, debes evitar estos riesgos.

2. Evita los suavizantes

Ante todo, la piel de tu bebé es lo más importante, por lo que lo más recomendable es elegir un jabón especial para sus prendas, ya que otro dipo de detergentes podrían ser perjudiciales para su piel.

Asimismo, también debes alejar los suavizantes de la ropa de tu pequeño, puesto que podrían incluir sustancias químicas que para nada beneficiarán su bienestar, pudiendo provocar irritaciones y alergias.

3. Lava algunas prendas a mano

Ya sabes que los tejidos de la ropa de tu pequeño son muy especiales para que su piel nunca sufra. Por ello, son habituales telas como la seda, cuyo lavado a mano se sitúa como una opción preferente.

Asimismo, en aquellos diseños especiales, que incluyan algún tipo de bordado o encaje, también debemos apostar por su limpieza manual, ya que al entrar en la lavadora podrían deteriorarse demasiado, propiciando algunas texturas incómodas, las cuales en la piel de nuestro pequeña pueden ser especialmente dañinas.

4. Elimina las manchas antes

Durante los primeros meses, tu bebé será una caja de sorpresas y su ropa será susceptible de ensuciarse muy rápidamente, especialmente con algunas manchas desagradables como las derivadas de los vómitos y las heces.

Aunque probablemente, debas dedicarle mucho tiempo a esto, intenta eliminar estas manchas antes de introducir la ropa en la lavadora, que se antoja como ineficaz en estos casos. Así evitarás el debilitamiento de las prendas.

Lavar la ropa de bebé adecuadamente será muy importante para propiciar la máxima comodidad de tu pequeño. Por ello, te recomendamos seguir los consejos de Cocote. Así, te asegurarás la felicidad de tu hijo en sus primeros años.